domingo, 5 de abril de 2009

Cuento de la Fiesta de Disfraces 1ª parte

La magia se prolongó durante horas en la Gran Torre de los Guerreros, y todos los hechizados conservaron sus máscaras en un intento de recuperar una década que quedó bien guardada en un baúl de programas infantiles, canicas y cromos. ¿Siguen los "chinos" y los trolls de larga y colorida cabellera en ese olvidado arcón?

Como cantaba Mecano, "mucha niña mona pero ninguna sola..."
Marta, Leonor, Gal.la y Anna

Y no sólo había "niñas monas" en la fiesta, pues como la bien dotada Sabrina cantaba, ¿qué sería del mundo sin "boys, boys, boys".

Dani, Jason, Manu y yo


La inocente Punky Brewster sufrió una transformación durante el baile de máscaras y pasó de escuchar entusiasmada las historias del viejo Chanquete y acariciar al osito Jacky...


...a intentar seducir al mujeriego Indiana Jones...

...o incluso a querer acabar con el más bruto de todos los militares.


Era una fiesta sin igual, donde podías encontrarte a Willy Fogg discutiendo con Chanquete sobre la forma más rápida de atravesar el Mediterráneo, a Chilindrina llorando por un poco de miel de la Abeja Maya, o a unas, ahora sí, amistosas Punky Brewster y Rambo contemplando algo muy llamativo (la blanca pared de enfrente).

1 comentario:

cibersan dijo...

esta muy chevere tu blog...felicidades!

ahi te dejo para que lo cheques Raul:

www.tumentepoderosa.blogspot.com

fer